Láminas de Seguridad

Robos, golpes fortuitos, vientos huracanados, incluso la onda expansiva de una explosión, o un simple accidente. Estamos expuestos a múltiples eventos que pueden resultar peligrosos, y los cristales de una fachada o vehículo son siempre el punto mas débil.

En el caso de un intento de robo con fuerza, la lámina de seguridad dificulta en gran medida la posibilidad de entrar a través del cristal, aumentando el tiempo de entrada y frustrando en un gran porcentaje el intento de robo.

Si se produce un accidente y el cristal se rompe, la lámina de seguridad hace que este se mantenga en su sitio, evitando los daños por cristales proyectados, tanto en los productos expuestos, como en las personas cercanas al cristal.

Aplicada por el exterior, la lámina solar Antigraffiti protege de pintadas y actos vandálicos, recibiendo el daño por pinturas, ácidos y arañazos en lugar del cristal. La lámina antigraffiti es luego mucho más fácil de retirar y sustituir. 

Una vez instalado en el cristal, la lámina solar de seguridad es imperceptible y totalmente transparente.